Psicología

Todos, en algún momento de nuestra vida necesitamos algún tipo de apoyo: para valorarnos más a nosotros mismos, para ver los problemas desde otro punto de vista o para afrontar una situación difícil. Somos personas y como tales, sentimos, pensamos y actuamos, a veces… no de la forma más positiva o racional que hay. Si nos quitamos el estereotipo de “solo los locos van al psicólogo”, seríamos capaces de sacar la mejor versión de nosotros mismos.

A través de la Psicología puedo ayudarte en las siguientes situaciones:

Las sesiones de psicología suelen ser semanales, de 1 hora de duración, y se van espaciando a medida que avanzamos en la intervención terapéutica.

La primera o primeras sesiones, serán de evaluación, para conocerte bien a ti y a lo que te pasa. A partir de ahí, establecemos las pautas a seguir y nos pondremos manos a la obra. A través de técnicas cognitivo conductuales, terapia racional emotiva y de aceptación y compromiso, te daré las herramientas necesarias para que te encuentres mejor.

Lo habitual es que las sesiones sean presenciales en mi consulta si vives en Granada o si tienes la posibilidad de desplazarte hasta aquí. Si no es el caso, podemos trabajar en consultas on-line a través de Skype. Mientras estemos a gusto trabajando juntos, no importa cuál sea la vía por la que estemos en contacto.

Entre sesiones, si lo necesitas, tendrás apoyo psicológico online a través del correo electrónico, el teléfono o Whatsapp, así afianzamos lo que trabajamos en las consultas.

Llevo desde 2005 trabajando como psicóloga en mi despacho particular y colaboro en la tutorización del Practicum de Psicología de la Universidad de Granada y de Jaén, para ayudar a futuros psicólogos a aprender a través de la práctica clínica y de la salud.
jaen-logo2ugr

Mi centro de psicología en Granada está autorizado por la Junta de Andalucía como Centro Sanitario: NICA 40442

Nuestro centro de psicología en Granada tiene convenios con algunas entidades para ofrecer descuentos a sus empleados, afiliados, usuarios o ciudadamos, por ejemplo: