Recursos humanos

Este nuevo siglo por fin ha traído el protagonismo a las empresas de una figura principal: las personas.
Este protagonismo se está acentuando porque vivimos circunstancias de cambio que jamás se habían dado en la historia. Como empresarios, nos enfrentamos a un entrono hipercompetitivo, donde la tecnología se halla al alcance de todos; donde la copia y mejora de productos y servicios por parte de otros es una constante, y donde el cliente cada vez tiene más información y es más consciente de su poder de elección.

Por ello, y al final, nuestras empresas se desmarcarán, despuntarán y tendrán un éxito duradero básicamente por un factor principal: las personas que lo componen.

El Plan Integral de intervención en Recursos Humanos implica las siguientes áreas de trabajo:

  • Definición del organigrama.
  • Definir la cultura de empresa.
  • Análisis de los puestos de trabajo.
  • Selección de personal.
  • Evaluación de las necesidades formativas y redacción del plan de formación anual.
  • Planes de carrera.
  • Establecer las vías de comunicación: formal, vertical y horizontal, así como los canales.
  • Establecer las estrategias de motivación.
  • Definir la política social corporativa.
  • Estudio del clima y satisfacción laboral.
  • Evaluación del desempeño.
  • Gestión por competencias.