¿Cómo controlar el miedo a conducir?

¿Cómo controlar el miedo a conducir?

Conducir es una habilidad esencial para el ser humano contemporáneo pues nos dota de una mayor calidad de vida en nuestro día a día. Sin embargo, cada día es más común encontrarse con personas que tienen miedo a conducir, ¡miedo a una situación que se ha vuelto rutina en nuestras vidas!

El miedo es una emoción de carácter primitivo y natural experimentada por todos los seres humanos que tiene como objetivo detectar peligros (reales o imaginarios) y activarnos físicamente para huir o enfrentarnos a ellos.

El miedo a conducir, también conocido como amaxofobia (término proveniente del latín, donde “amaxos” significa carruajes y “phobos” miedo terrible), no hace referencia a un miedo natural a sufrir accidentes de tráfico en circunstancias peligrosas, sino a un miedo irracional, persistente e intenso hacia el hecho de conducir en sí mismo. Este miedo suele ser explicado por dos hechos: el sujeto subestima sus habilidades al volante a la vez que sobreestima el peligro que representa conducir.

Síntomas y tratamiento

Los síntomas que se experimentan ante el miedo a conducir se pueden clasificar en tres grupos diferentes: síntomas cognitivos (preocupaciones, temores relacionados con la conducción como tener un accidente, etc.) , emocionales (ansiedad, sensación de inseguridad, sensación de pérdida de control, etc.) y fisiológicos-conductuales (tensión muscular, sudoración, evitar conducir, etc.).

Esta sintomatología tan desagradable hace que evitemos o escapemos de la acción de conducir. Esto nos beneficia a corto plazo, pues sentimos alivio en cuanto a los síntomas mencionados. Sin embargo, la evitación y el escape no hacen más que perjudicarnos a largo plazo, pues son los mecanismos encargados de perpetuar el problema.

Si tú o alguien que conoces posee este miedo irracional a conducir te estarás preguntando: ¿de qué manera puede acabarse con este sufrimiento? Resumiendo, la clave a la hora de superar el miedo a conducir es tan sencilla como no dejar de conducir.

El tratamiento psicológico para la amaxofobia se compone de dos partes: la reestructuración cognitiva y la exposición gradual a las situaciones temidas.

La terapia de exposición gradual consiste en que la persona se exponga a situaciones relacionadas con su fobia, ordenándolas progresivamente según el malestar que le provoquen. En primer lugar, se expondrá a situaciones tan básicas como acercarse al coche, para poco a poco exponerse a situaciones más complejas como conducir por las calles cercanas a casa acompañado de un copiloto, hasta que se consiga el objetivo final: conducir solo sin experimentar elevados niveles de ansiedad. El criterio para pasar de una situación temida a otra será lograr realizar la primera sin ansiedad.

La reestructuración cognitiva, por su parte, consiste en trabajar los pensamientos irracionales acerca de conducir (p. ej., si conduzco tendré un accidente), para que la persona aprenda a sustituir sus pensamientos catastrofistas por otros más realistas, adaptativos y funcionales (p. ej., “no tengo por qué tener un accidente conduciendo”).  Para ello, será importante identificar qué es lo que realmente causa miedo a la hora de conducir: ¿tener un accidente?, ¿perderte?, ¿bloquearte? Racionaliza y piensa: ¿Hay realmente tanta probabilidad de que ocurran mis temores? ¿Qué evidencias tengo a favor?

Saray Sánchez Pedraza.
Psicóloga General Sanitaria de Zoraida Rodríguez Centro de Psicología.

Post relacionados

Si el deporte es sano, ¿por qué nos ponemos tantas excusas?

Pasar 8 horas sentados delante de un ordenador, en el fondo, no es muy natural. Somos seres pensantes, sí, pero nuestro cuerpo no está diseñado para la inactividad. Seguro que muchos de vosotros habéis comprobado como un trabajo sedentario os carga la espalda, os contractura el cuello, y la panza comienza a ser cada vez … saber más

La psicología del miedo al coronavirus y las claves para manejarlo

¿Cómo afrontar y superar el miedo al contagio? Las personas tenemos la idea errónea de que hay emociones positivas y negativas, y claro está, huimos y hacemos todos los esfuerzos posibles para tratar de evitar estas últimas. Tenemos que erradicar esta idea de nuestra cabeza y asumir que TODAS LAS EMOCIONES SON BUENAS. Lo son … saber más

Sin mi media naranja

En febrero, el mes del amor, puede que escuchemos mucho esta frase. Y es que hay muchas personas que viven buscando y esperando a encontrar su media naranja. Desde el príncipe azul de los cuentos, a los consejos de las madres a sus hijos (“busca una buena mujer, que sea ordenada, que tú eres un … saber más

Consejos para los padres. Revista Desafío

Marta tiene 15 años, y tiene una gran afición: correr. Empezó con solo 9 años, cuando Nuria, su madre, la apuntó a las actividades extraescolares que ofrecía su colegio. Ahora Marta ya está en un centro de competición, entrena todos los días dos horas y compite muchos fines de semana. Tiene talento para la velocidad, … saber más

Lo hice, lo haré.

La mente es una máquina compleja que funciona, a veces, a su parecer. Llevamos siglos intentando entender su funcionamiento y en nuestro día a día nos sorprende la incoherencia de su modus operandi. Dicen que somos seres racionales y que el cerebro está hecho para ayudarnos a sobrevivir y dar un paso más allá respecto … saber más

Padres, hijos y alimentación saludables.

Este pasado domingo se ha iniciado la tercera edición de la Copa Covap. Comenzando en Córdoba y recorriendo todas las provincias de Andalucía, el torneo pretende fomentar hábitos de vida saludables en los niños, haciendo especial hincapié en la práctica del deporte y ejercicio físico y en la alimentación saludable. Este año me toca la … saber más