¿Qué es el apego ansioso ambivalente? - Centro de psicología Zoraida Rodríguez

¿Qué es el apego ansioso ambivalente?

¿Alguna vez te has preguntado por qué no te sientes en calma con respecto a tus relaciones? Puede haber muchas causas para esto, pero a una de ellas es más difícil darle explicación a simple vista si no tenemos conciencia de ello, y tiene que ver con el apego.

En otro artículo ya explicamos lo que es el apego y los diferentes tipos que hay, pero vamos a recordar la definición de apego como el vínculo emocional que establecemos con las personas con las que entablamos una relación. Todo se remonta al primer apego que tuvimos con nuestros padres o cuidadores cuando éramos niños.

Nos vamos a centrar en uno de los apegos inseguros que en muchas ocasiones nos impiden tener relaciones sanas: el apego inseguro o ansioso ambivalente. Se caracteriza por una intensa necesidad de cercanía emocional y por una constante preocupación por el rechazo y el abandono de los demás. Estas personas suelen buscar la seguridad emocional en la otra persona y les provoca mucha ansiedad perder relaciones cercanas.

¿Cómo se forma el apego ansioso ambivalente?

Según los estudios sobre este tema, un apego seguro se forma cuando, siendo niños, tenemos la sensación de que nuestros padres están disponibles para cubrir nuestras necesidades. Sin embargo, en el caso del apego ansioso ambivalente, las interacciones entre nuestra figura de apego (nuestros padres) y nosotros, como niños, han sido inestables, mostrando una disponibilidad intermitente; es decir, a veces nos prestaban su atención y una respuesta emocional adecuada y otras veces no, lo que provoca que sintamos una sensación de inseguridad y rechazo que se manifestarán a lo largo de la vida en el resto de vínculos que tengamos, como por ejemplo, en parejas.

Con estas experiencias vamos a ir creciendo con la idea de que el mundo no es un lugar seguro porque en cualquier momento podemos sentirnos vulnerables como para enfrentarnos a lo que nos pueda pasar.

Existen experimentos para explicar cómo se manifestaba el apego ansioso ambivalente en niños en los que, cuando el cuidador desaparecía del lado de sus hijos, estos lloraban desconsoladamente y a pesar de que volviera, los niños no se calmaban por el inmneso miedo al abandono. Además, los niños muestran también una ambivalencia en respuesta a este “abandono temporal” porque pueden mostrar tanto rechazo por el reencuentro como la búsqueda del acercamiento. Otro de los factores que se observa en estos niños es la falta de exploración del entorno por la hipervigilancia que necesitan tener sobre sus padres para no sentir que van a perderlos. Esta falta de exploración puede ser la causa de la mayor desconfianza que tienen con personas extrañas, ya que no tienen la oportunidad de experimentar si el mundo es un lugar seguro o no sin que sus padres estén ahí para controlarlo todo.

¿Cómo se manifiesta en la edad adulta?

En la edad adulta, vamos cambiando de círculos sociales, lo que implica tener distintas relaciones de amistad y de pareja. Las personas con apego ansioso ambivalente pueden verse como muy absorbentes por parte de los amigos, ya que a veces requieren demasiada atención y validación porque necesitan saber que no les van a abandonar y que pueden seguir contando con ellos. Con respecto a la pareja, podríamos decir que es uno de los vínculos más profundos y significativos para una persona, por lo que este estilo de apego puede crear una dependencia hacia la pareja, buscando una cercanía y atención constante para tener la seguridad emocional de que no va a dejarle. Se aseguran y comprueban continuamente que la otra persona no tenga ningún problema con ellos y cualquier señal que pueda llevarle a imaginar que sí lo hay por interpretaciones erróneas hace aflorar esa inseguridad emocional, lo que puede resultar agobiante para la pareja.

La dinámica de las relaciones de una persona con apego ansioso ambivalente se resumen en sufrir ansiedad por el miedo a la pérdida de sus relaciones más imortantes y no ser capaz de gestionar adecuadamente sus inseguridades.

Características de las personas con apego ansioso ambivalente

Una persona con estilo ansioso ambivalente se caracteriza por:

  • Renunciar a las propias necesidades con el fin de agradar y complacer a los demás.
  • Demandar demasiada atención de las personas que considera importantes en su vida.
  • Una baja autoestima, que es lo que le provoca esa inseguridad emocional y la búsqueda del acercamiento para calmar la ansiedad.
  • Un bajo nivel de control emocional por el que pueden culpar a los demás por lo que sienten y altibajos emocionales por la interpretación que hacen de las situaciones donde piensan que van a ser abandonados, no son queridos, se sienten solos, etc.
  • Comportamientos ambivalentes en los que, a pesar de que su mayor anhelo es tener la atención de las personas a las que quieren, pueden mostrarse distantes por miedo al rechazo o a la dependencia emocional de los demás, o para comprobar si la otra persona está dispuesta a seguir ahí, reforzando el sentimiento de seguridad.
  • Tener mayor probabilidad de entablar relaciones tóxicas porque consienten en mayor medida comportamientos abusivos para obtener la validación que necesitan, por tolerar el maltrato debido al miedo al abandono, por ser más dependientes emocionales de sus parejas o por ese patrón de ambivalencia en el que se produce el intenso acercamiento o la conducta distante.

¿Cómo ayuda la terapia a una persona con apego ansioso ambivalente?

Es muy importante tener un espacio como es la terapia para explorar y entender los problemas o condiciones que nos acontecen. En este caso, la terapia te puede ayudar en tu autoconocimiento, para analizar las experiencias a lo largo de la vida que te han llevado a los patrones de apego que muestras actualmente en tus relaciones, y así producir los cambios necesarios para tener vínculos más sanos. También se proporcionan herramientas para el manejo de la ansiedad y de las inseguridades asociadas a este tipo de apego, así como el cambio en los patrones de pensamiento negativos que contribuye a una mejor autoestima y confianza en uno mismo. Otros factores como la comunicación, las habilidades sociales y la exploración de patrones de relaciones mejoraría el ámbito de la pareja, que es uno de los más afectados en este tipo de apego.

Rosa Cortes
Psicóloga sanitaria en Zoraida Rodríguez Centro de Psicología

Post relacionados

Dejar escapar el sueño o ir en su busca

Mi primer tweet decía: “Si ahora no tienes buena suerte, tal vez sea porque tus circunstancias son las de siempre. ¡Empecemos a cambiar circunstancias!”. El deporte es un gran ejemplo de quienes luchan por sus sueños, ocurra o lo que ocurra al final, o de quienes los dejan escapar. Este domingo Alonso nos ha mantenidos … saber más

Charla Mide tu Fuerza Mental en el Intituto Andaluz del Deporte

La Consejería de Turismo y Deporte, a través del Instituto Andaluz del Deporte, organiza con la Federación Andaluza de Triatlón la conferencia “Mide tu fuerza mental” en la cual seré la ponente. El objetivo de la charla es que los asistentes adquieran una visión global de qué es la psicología deportiva, cuáles son las variables … saber más

No me opero por estética, sino por autoestima

¡REBAJAS! DOS POR UNO: COJA TICKET PARA SU TURNO Quizás pueda parecer algo exagerado, pero lo cierto es que las operaciones de estética y tratamientos varios para potenciar la belleza están a la orden del día. Desde operaciones de aumento de pechos, a láser para acabar con el vello, a cientos de tratamientos para el … saber más

¿Qué son las emociones atrapadas?

Emociones atrapadas en el cuerpo Nos referimos a emociones atrapadas cuando hablamos de aquellas emociones que evitamos y que, por tanto, acaban atrapadas en nuestro cuerpo provocando reacciones negativas: dolores de cabeza, dolores de estómago, cansancio, acné … Pueden quedar atrapadas emociones como el enfado, la decepción, la tristeza, la culpa, el asco, el miedo, … saber más

Cómo Potencias el Estado de Flow (2ª parte)

Vamos a seguir trabajando nuestro flow, esa sensación de fluir que mejora nuestro rendimiento. En el artículo anterior, trabajamos sobre 4 de las 9 variables que M. Csikszentmihalyi, describió: equilibrio desafío-habilidad; fusión de la atención-acción; metas claras y feedback sin ambigüedades. Vamos a por las 5 que nos restan: Concentración en la tarea: hace referencia … saber más

Superar una derrota

Si tuviera una baraja de cartas en mis manos, ¿cuál sería la probabilidad de que la carta que sacara al azar fuera el as de tréboles? Cuatro palos, 13 cartas en cada uno de ellos: 52 cartas en total. La probabilidad es de una entre 52. Si volviera a meter la carta dentro de la … saber más