Cómo Potencias el Estado de Flow (2ª parte)

Vamos a seguir trabajando nuestro flow, esa sensación de fluir que mejora nuestro rendimiento. En el artículo anterior, trabajamos sobre 4 de las 9 variables que M. Csikszentmihalyi, describió: equilibrio desafío-habilidad; fusión de la atención-acción; metas claras y feedback sin ambigüedades. Vamos a por las 5 que nos restan:

  1. Concentración en la tarea: hace referencia a la capacidad de mantener la atención durante el tiempo necesario. Ya hemos trabajado la atención en el artículo anterior, ¿qué puedes hacer más para mantenerla durante toda la competición y no dejar que pensamientos, emociones o factores externos irrelevantes te perturben? Utilizar son las auto-instrucciones (aquellas frases que nos decimos a nosotros mismos y que dirigen nuestra atención: “vamos, concéntrate, poco a poco, avanza, tú puedes”. Si el cerebro está ocupado con este discurso, pensamientos del tipo “ríndete, es imposible, no vales lo suficiente”, no pueden entrar. La concentración es una variable que se entrena, no puedes pretender estar muy concentrado en la competición si en el entrenamiento no la utilizas. Podemos simular las condiciones de la competición en los entrenamientos: incluyendo ejercicios intensos, con inferioridad para que sean necesarios todos nuestros recursos atencionales, incluyendo distractores como gritos, abucheos, silbidos, etc.
  2. Sensación de control: está dimensión está, al igual que el equilibrio desafío-habilidad, muy relacionada con la confianza. Además, podemos potenciar nuestro locus de control interno para centrarnos en lo que depende de uno mismo y no de factores incontrolables. Alude al círculo de influencia que hemos comentado en otras ocasiones. Si me centro en lo que depende de mí como estar atento al compañero en los pases, tirar a puerta en cada ocasión o lanzar el aro en gimnasia rítmica con una posición técnica perfecta, aumentaré las posibilidades de ganar (que no depende solo de mi) y no me sentiré como un guijarro que se mece según la corriente del río y que no sabe dónde va a parar.
  3. Pérdida de conciencia del propio ser: tan concentrados estamos que solo nos preocupa la tarea y el feedback que recibimos, sin que nos preocupe qué pensarán los demás. Trabaja aquí en ser el único juez de tu conducta. Tú eres el que trabajas todos los días, y si eres sincero contigo mismo sabrás si realmente lo estás haciendo bien o no, y no sentirás que tu capacidad depende de lo que diga tu entrenador, prensa o afición. Tu eres quieres eres y tu sabes cómo has de evaluarte.
  4. Transformación del tiempo: esta es la dimensión que menos podemos controlar. Hay personas que suelen experimentar un enlentecimiento del tiempo y otras, aceleración. Los estudios indican que es más un factor personal y que influye el tipo de deporte en función de lo que más interese: en fútbol interesará que los 90 minutos se pasen volando para no acusar el esfuerzo y en un salto de trampolín, que se pare el tiempo, para poder estar atento y percibir todos los movimiento de forma perfecta.
  5. Experiencia autotélica: relacionada con el disfrute. Y tú, ¿disfrutas? Si eliminas los juicios, los pensamientos negativos, aumentas tu seguridad y tienes claro por qué haces lo que haces, aumentarás esta sensación de disfrute. Céntrate en los beneficios de tu actividad. Aunque a veces parezca tedioso, siempre piensa ¿a qué has vivido situaciones peores? ¿No te conviene más estar agradecido por vivir este momento?

Zoraida Rodríguez Vílchez

@ZoriPsicologa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados

Ansiedad y estrés

No todos sentimos el mismo estrés ni ante las mismas situaciones. Todo depende de una balanza. En ella, en un extremo, ponemos la situación a la que tenemos que hacer frente; en el otro lado, ponemos los recursos y lo capaces que nos sentimos para superar con éxito esa situación. ¿No sabías que existe esta … saber más

El deseo sexual en la pareja

¿Por qué cuesta tanto hablar de sexo en la pareja? En nuestra cultura sigue existiendo esa idea “tabú” y escasa educación con respecto a la sexualidad. Desde nuestro conocimiento, podemos observar que no tratar todos los temas pertenecientes a nuestro desarrollo biológico, psicológico y social genera incertidumbre, estigmatización e incapacidad para prevenir o resolver problemas … saber más

La depresión duele, literalmente

Este es un punto en el que suelo hacer mucho hincapié cuando hablo con mis pacientes sobre sus emociones y la diferencia con sus pensamientos. Siempre les digo: “No solemos ser conscientes de todos los pensamientos que pasan por nuestra cabeza. El pensamiento es fugaz, automático, para ayudarnos a tomar decisiones rápidas; por eso la … saber más

Consejos psicológicos para mejorar en una competición deportiva.

Tener la capacidad psicológica de llegar hasta el final es cosa, en ocasiones, de solo unos pocos. Llegar hasta el final no significa hacerlo de cualquier manera, sino dándolo todo. En el deporte de alto rendimiento como en la vida solo se tiene éxito si lo das todo, al cien por cien, en cada momento … saber más

Más allá del límite

Este fin de semana ha tenido lugar, en el Poniente granadino, la carrera “Última Frontera” en la que más de 100 atletas ponen a prueba sus límites. Con una distancia máxima de 166 kilómetros, muchos nos preguntamos cómo un deportista es capaz de superar una prueba de tal magnitud; y más aún, cómo son capaces … saber más

Cómo abordar problemas de conducta en niños

Los seres humanos somos seres sociales que estamos preparados para adaptarnos a la vida en sociedad, lo que requiere que poseamos una serie de habilidades y normas de conducta. Nacemos sin todo ese conocimiento, y es en la infancia cuando, a través de la socialización con la familia y el entorno, se adquieren esos recursos. … saber más