La psicología del color

¿Sabías que los colores pueden influir en tus emociones y tu estado mental?, ¿sabías que hay colores que pueden relajarte o por el contrario activarte o incluso, irritarte? Del estudio de estas cuestiones y del análisis de cómo las personas percibimos los colores y cómo estos pueden influir en nuestro comportamiento, se encarga la psicología del color.

Quizás los equipos deportivos no se han parado a analizar qué significan sus colores, pero las grandes empresas sí que lo hacen a la hora de elegir sus logos, el color que predomina en sus tiendas o restaurantes. Puede resultar curioso como marcas de comida rápida como McDonald’s o Telepizza eligen el color rojo para definirse (los científicos lo han relacionado con la aceleración del ritmo cardiaco y con un aumento del apetito) o como grandes empresas como Facebook o Twitter se caracterizan por el color azul, signo de confianza y seriedad.

¿Qué se transmite cuando un equipo viste de amarillo?, ¿y de blanco?, ¿Podemos tener en cuenta la psicología del color a la hora de influir en los estados de ánimo de nuestros deportistas? Aquí tienes qué connotaciones dan los científicos a cada color:

– Rojo: relacionado con el aumento de la adrenalina, hace que las personas se sientan más activadas, pero ¡cuidado! Su uso excesivo puede llegar a irritar o alterar el sistema nervioso. El rojo también es el color de la pasión, de la sangre. Se entiende ahora por qué es tan frecuente en tantos equipos.

– Amarillo: el color del optimismo, la positividad, la felicidad y la riqueza; demasiado presente también puede llegar a irritar. Es uno de los colores más ambiguos, pues los investigadores también lo han relacionado con la envidia o la traición.

– Naranja: la creatividad por excelencia, vitalidad y amabilidad. El naranja está asociado a la juventud y la diversión.

– Verde: asociado evidentemente a la naturaleza y lo saludable. No es de extrañar que muchas marcas que pretenden dar una imagen sana lo use. Pero el verde también nos recuerda a la esperanza y el crecimiento.

– Azul: el color de la calma, la tranquilidad. Transmite respeto, confianza, profesionalidad y seriedad. Al estar relacionado con el cielo, el infinito… se suele utilizar muy a menudo al establecer objetivos.

– Blanco: simboliza pureza, inocencia y limpieza; también nobleza y paz.

– Negro: el color de la muerte, el misterio y la sobriedad.

– Morado: suelen relacionarlo también con el misterio, pero rallando a la sensualidad y elegancia. En ámbitos de la salud, se suele asociar con la curación y con la espiritualidad.

– Rosa: ¿quién no piensa en la infancia y en las chuches? El rosa transmite dulzura y niñez.

– Plateado: lo relacionan con la luna, por tanto, con la feminidad. En deporte, seguro que pensamos en el segundo puesto.

– Dorado: el color de los campeones, el éxito y el oro.


 
Zoraida Rodríguez Vílchez
www.zoraidarodriguezvilchez.es
@ZoriPsicologa para IDEAL Granada