¿Qué es la violencia vicaria?

¿Qué es la violencia vicaria?- Centro de Psicología Zoraida Rodríguez

Se define como aquella cuyo objetivo es dañar a la mujer a través de sus seres queridos, siendo el recurso más utilizado las hijas e hijos. Es violencia de género, puesto que el objetivo que persigue este tipo de violencia es obtener control y poder sobre la mujer.

Es un patrón de violencia sustentado en la desigualdad en el que la acción directa de la violencia no es la mujer. En las relaciones donde existe violencia de género, los hijos/as son siempre víctimas, siendo en este caso receptores directos donde el delito sobre ellos puede llegar incluso a la muerte.

¿Qué es y por qué se lleva a cabo?

En la mayoría de los casos de violencia vicaria, encontramos que se trata de menores de edad, siendo en gran parte de ellos menores de seis años. Los menores son un colectivo que pasa más desapercibido que las propias madres que reciben maltrato. Los métodos más frecuentes son la violencia directa (el maltrato físico y/o psicológico), la desatención de los cuidados, etc.

Entre las causas de aparición de la violencia vicaria, suelen darse como origen problemáticas en el maltratador: inseguridad, miedo a estar solo, mal control de impulsos, -que generalmente se agravan por el consumo de sustancias-, y derivan en intentos de maltrato directos fallidos de dominación y autoridad hacia la pareja. De este modo se recurre a la acción sobre los hijos/as para lograr la sumisión deseada, encontrando con mayor facilidad de que la pareja ceda ante las demandas del maltratador.

En el caso del menor, se generan numerosos problemas, tanto físicos derivados del daño directo como psicológicos y cognitivos, siendo frecuentes una autoestima baja o insegura, déficits de habilidades sociales, problemas de adquisición de competencias (lenguaje), problemas de vinculación en las relaciones, escasa empatía, problemas emocionales o conductas antisociales o pasivo-agresivas.

Es importante estar atento a señales para identificar y prevenir estas conductas. Si tu pareja utiliza a tus hijos para dañarte o te amenaza con quitártelos y dice que no los verás más; te amenaza diciendo que te dará donde más te duela; te insulta, amenaza o humilla en los momentos en común; interrumpe los cuidados básicos (salud, educación, ocio…) de tus hijos cuando están con él o habla mal de ti y tu familia en presencia de ellos, seguramente estés sufriendo violencia vicaria. Si te sientes identificada con esto, no dudes en pedir ayuda.

Jessica Morillas Hyde
Psicóloga de Zoraida Rodríguez Centro de Psicología